Make your own free website on Tripod.com
helmet crest on black
TERESA HEREDIA
HEROINAS VENEZOLANAS

Home

Nuestra experiencia
TEXTOS de Simón Bolívar
JOSEFA CAMEJO
TERESA HEREDIA
EULALIA BUROZ
JUANA RAMIREZ
ELENCO
FUNCIONES
VINCULOS
ACTUALIDADES
COLOMBIA 2003
CARACAS 2003
FIT 2004
Contáctenos

Nació en Villa de Ospino en 1787.
La Ardiente Patriota

teresabn.jpg

teresa1.jpg

bucateresita1.jpg

En un hogar de elevada posición social, emparentada con el Coronel realista Fermín de Heredia, este murió en la Batalla de Araure, en 1813. Siempre estuve rodeada de ideas de emancipación y junto a mis padres salimos a luchar, ellos pierden la vida por la libertad, me quedo con mi tía y nos trasladamos a La Guaira. A los 17 años en la flor de la inocencia me case, con un isleño de nombre José Antonio Agüero, quien al conocerme elogia incansable mi gracia y atractivo. Yo me sonrojaba cada vez que lo tenia frente a mi. Pero a los 19 años quede viuda y me dedique en cuerpo y alma a la lucha por la independencia. Un día caigo presa, no quería decir donde estaban los insurgentes. Fueron seis meses de angustias, amarguras y de terribles torturas.
Para 1818 soy conducida de la prisión de La Guaira a un calabozo de la cárcel de Caracas. Don Antonio Guzmán, Sargento Mayor de la Plaza de Caracas da la orden para que me hagan un sumario sospecha de infidelidad. Varias personas sirvieron de testigos pagados, decían que yo era una ardiente y decidida patriota, me acusaban de hablar mucho del General Bolívar. Otros me acusaron de haberme vistó vestida de hombre en los llanos peleando contra los realistas y como si era poco me acusaron de haberme dejado quitar por el Gobernador de Valencia un dinero que les llevaba a los patriotas. Siempre me defendí, lo negué todo, dije que me llamaba Teresa y que era viuda de un hombre que debía estar ardiendo en el infierno por realista. Me dedique a la costura. Un día decidí irme a vivir a Caracas y el Alcalde del Peñón me firmo el pasaporte. Me vuelven a aplicar un sumario y exigen un castigo para mi persona. Se me juzgo y condenó. Se me ordenó marcharme del país, me expulsaron para los Estados Unidos, se decía que era una mujer incorregible. Mire por última vez el paisaje venezolano, llore a escondida, para no mostrar mi debilidad ante el enemigo. Me despedí, fue mi ultimo tributo de amor a mi patria. Viví feliz en norte América, tuve hijos y pude recomenzar en un país que respeta a los seres humanos.

heroinasvenezolanas@yahoo.com